Tomado de Prensa Libre, Guatemala, jueves 06 de noviembre de 2003

Manolo Gallardo y “Las tres gracias”
Dicho tema es una denuncia por la situación actual que vivimos los guatemaltecos, a decir del pintor
Por : Ingrid Roldán

Esta obra, que mide 2.50 x 2 metros, es un reflejo de la situación actual.

 

Se encuentra abierta la exposición de obra reciente de Manolo Gallardo, en La Galera, Cuatro Grados Norte.

En la misma presenta dos temas: “Las tres gracias” y “Onanismo angelical”. El primero es de denuncia por la situación actual que vivimos los guatemaltecos, y el segundo es de pinturas con las que trata de “romper esquemas, tabúes, prejuicios y mojigaterías”, a decir del pintor.

¿Por qué unir en una exposición dos temas tan distintos?

“En principio yo sólo quería exhibir este que se llama 'Las tres gracias', pero como había estado trabajando el otro tema y me pareció que poner un sólo cuadro era muy poco.

La gente siempre quiere ver bastantes cosas y por eso los traje, aunque no tienen que ver los unos con los otros.

“Podría amarrarse de alguna forma, por ejemplo hay una de mis desnudas que tiene dos manos derechas, eso es intencional. Más vale tener dos manos derechas que un montón de manos izquierdas como nuestros gobernantes, como son mentirosos no tienen mano derecha ”.

¿Cuándo surgió la idea de 'Las tres gracias'?

“La idea de este cuadro empezó a principios de año y lo terminé hace unos dos meses.

“No pude sustraerme de padecer, como todos los guatemaltecos, el caos político en el que estamos.

Quise hacer algo para dejar una constancia, en la plástica, del momento tan triste que estamos viviendo”.

¿A qué le dio más importancia en esta obra?

“Al hecatombe, al apocalipsis, al armagedom que se ha vuelto la vida de los guatemaltecos con el descalabro político”.

Hay mucha muerte en ella.

“Exactamente. Mis angelitas en ese cuadro representan los valores del ser humano que se han ido perdiendo. Ellas han ido perdiendo sus alas, se les desmoronan, algunas sólo un ala tienen, otras ya no tienen nada. Ya perdieron lo que las hace ser ángeles, lo que las hace ser lindas y sublimes y valer algo. Así estamos los guatemaltecos, en un caos tremendo y por eso son las calaveras que tanto las tiene una bebesita de dos años como una ángela adulta. Está la justicia sin los ojos vendados, ya no funciona como justicia”.

¿Por qué sus ángelas son tan terrenales?

“Siempre mis ángelas son de aquí de la tierra, seres humanos, ángelas que se pueden tocar con los manos y con los ojos porque yo no creo en los ángeles de La Biblia, en los ángeles espirituales, pero en estos sí porque los puedo ver”.

¿Y en este nuevo tema?

“Romper un poco con tantos tabúes y prejuicios y mojigaterías de todo mundo, ¡Uy, la masturbación! La misma modelo que me posó para esto me decía: 'yo quisiera ver que algún día en los colegios les enseñaran a las muchachitas y a los muchachitos a masturbarse de una forma científica, sin llenarles la cabeza de tanta porquería'.”.

¿Usted cree que alguna familia querrá tener uno de estos cuadros en su sala?

“Por supuesto que sí, mucha gente me ha preguntado cuánto valen, tiene intención de comprar

 
 

Pinacoteca guatemalteca
Página de la Literatura Guatemalteca.
Última revisión: 04/09/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.