Todos somos

Todos somos
claridad y sombra
luna y sol
sí y no

Oscilamos
entre el vacío y la tierra
entre ser y ser otra vez
lo que fuimos y no somos

Como vida y muerte
como sol y vaho
vuelo y caída
rodamos como dados
una vez más

Reflejo I

Te beso
y me beso

sólo existe un hueco sordo
en medio del cuerpo


Nadie
mitiga
su calculado destino:
la soledad

Te abrazo
y me abrazo

nómbrame
y seré creada


Sólo existo
en el corazón de Otro

Tus labios
me paren

porque la vida
finalmente


no olvida que existo

Reflejo II

Te pudres
en el inconsciente

Has sido expulsado
del paraíso

Amarte
fue amarme
en un espejismo

Reflejo III

Hoy
no te tengo

Soy yo
únicamente

Un solo cuerpo
que se abraza
arde
y se besa
se consuela
y se asemeja
a la nada

Pocas piedras

Distancia de pasos
medida
en el olvido
del grosor de tu piel

Desdice tu sonrisa
y roja se desliza
por tu rostro

Demuestra la mínima congruencia
entre la pose y el bien

Desempolvas el arma voraz
de tus intenciones
y describes
sólo para mí
el rudo camino de tu nombre

En la batalla
recogemos pocas piedras
las que nos heredó
este desencuentro
 
 
 
 

Desarraigo

Al poeta y lector de destinos, Romeo Moguel.


Vivo
entre cucarachas, arañas y polilla

Bloques de argamasa
amenazan sepultar
el último orgasmo

No tengo sentido del orden
no limpio
no friego
no existe una sola cosa en su lugar
(ni siquiera yo)

Entre polvo y telarañas
ruego
que todo lo malo que podía pasar
haya sucedido

El último héroe

Este hombre
va resistir el embate
de la desilusión y la miseria

Va a sobrevivir
al desastre de ser
humano y hombre

Saldrá en dichoso caballo blanco
y no defraudará nuestros sueños

Este héroe
el último
no se nos morirá entre las manos

Sibila reducida

Una luna
por favor
para hechizos
de sibila
reducida
a la calma del oleaje normal
a la vida de parroquiana
y al atardecer del lirio eterno

La luna echa las cartas
sobre esta tierra debatible

En sus ojos despliega
el futuro

Los gatos

Los gatos
hacen el amor
sobre mi cabeza

Se aman
desaforados
Evento de madrugada
suceso diz que en secreto
cuando son
arrumacos violentos

Permanezco insomne
cuando miles de gatos
vienen a casa
y hacen el amor
sobre mi cabeza

¿Dialéctica?

Esta vida
de contradicción
va a partirme en dos

Entonces
vendrán por su mitad
el demonio y el ángel

Muerte a Penélope

Bajo tu mano
ahogo el destino
predicho por la sibila
que me trajo al mundo

Y de la estirpe
de mujeres solas
me desprendo
sin dedos que tejan periplos
y sin la espera
sembrada en el gesto
 
 
 
 

Xib’alb’a

A Heliodoro Cumes


A donde llego
se levantan tempestades

los grupos se dividen
se alza la discordia


Un humo torbellinoso
asienta mi conexión:
Xib’alb’a
es mi referencia

el odio

arruga en mi mano


la muerte

grabada
en mi frente

Llego

el caos se desata
las luchas se confrontan


Xib’alb’a
es mi referencia

Crezco del cielo a la tierra y
sólo la muerte me acompaña
hacia trece serpientes
donde el odio
finalmente

se romperá

 


 

Página de la Literatura Guatemalteca.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Todos los derechos reservados.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Worldwide Copyrights.
Última revisión: 26/03/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.