Hijo de Obrera
 
Madre,
¿Es posible la noche?

¿Es posible que granice
como brasas obscuras
que incendien
en el más puro silencio
todas las sombras
y penumbras de nuestros pensamientos?

¿Es posible el sabor de un misterio
lleno de ojos y de fríos,
lleno de tristes luces blancas,
inconstantes y alevosas?

¿Es posible que nos aletee
el sueño tirano de avestruces,
de reptiles y otras miradas?

Madre,
yo quiero decirte un cuento,
yo quiero decirte una canción
que se prenda y desprenda
de ese líquido espeso
que es la noche bajo tus brazos.

Yo quiero decirte un cuento mi madre,
donde te olvides de las cáscaras dentadas,
donde te alejes del metal y el vapor,
de las telas y tiendas,
de los hornos y las campanas,
donde te olvides de los riñones
y de las leucemias que están por venir.

Madre,
yo quiero decirte un cuento
donde sólo estemos tú y yo.

Madre,
¿Es posible la noche?

i.s.

 


 

Página de la Literatura Guatemalteca.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Todos los derechos reservados.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Worldwide Copyrights.
Última revisión: 26/03/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.