La nacionalidad guatemalteca
Religión y sabiduría de los mayas; Sangre, técnica y espíritu
Mural, Palacio Nacional de la Cultura, 1940–43.



Religión y sabiduría de los mayas
Mural, detalle. Palacio Nacional de la Cultura, 1940–43

 

Sangre, técnica y espíritu
Mural, detalle. Palacio Nacional de la Cultura, 1940–43



El Choque.
Expresión del conflicto material y espiritual de las dos razas
.
Mural. Palacio Nacional de la Cultura, 4.56×19.56 m, 1944

 

Gálvez Suárez, Alfredo (1899-1946). Pintor. Nació el 28 de julio, en Cobán, Alta Verapaz, pero su familia radicó en la capital desde principios de siglo. Fue hijo del general Herculano Gálvez y de doña Francisca Suárez de Gálvez, quien tenía raíces familiares en la zona suroriental del país. Desde niño dio muestras de vocación artística. A los 13 años hizo, en un lienzo extenso, una asombrosa copia de una estampa de Murillo. A raíz de esto, sus padres decidieron apoyarlo en el arte de la pintura. Estudió en colegios privados y en el Instituto Central para Varones, pero en la plástica fue básicamente un autodidacta, aparte de algunos cursos tomados con los pintores Justo de Gandarias, español, y el guatemalteco Agustín Iriarte. En 1923 viajó a México con una beca otorgada por ese país. Allí además de relacionarse con el movimiento muralista de José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, tuvo comunicación frecuente con Carlos Mérida. El “americanismo” folclorista de Mérida lo influenció.
Con el tiempo, Gálvez Suárez fusionó esta experiencia muralista con el lenguaje académico aprendido con Iriarte y De Gandarias. Distinguió al maestro Gálvez la soledad creativa, no fue hombre de tertulias o círculos. Una excepción la constituyó su entrañable amistad con el pintor Humberto Garavito, con quien hizo innumerables giras de trabajo, en las cuales ambos plasmaron en sus lienzos los paisajes y los rasgos de las etnias indígenas de la región occidental de la República. En 1929 contrajo matrimonio con doña Josefina Morán, con quien procreó tres hijos: Alfredo, Julio y Arnoldo. De figura menuda, trato delicado, pulcro en su expresión, don Alfredo es recordado por quienes le conocieron como un hombre hipersensible e introvertido. Solamente durante sus periodos de creación se volvía irritable, actitud que probablemente surgía de la necesaria concentración, su tendencia al perfeccionismo.
El maestro Gálvez Suárez ha sido de los pocos artistas que en su época logró vivir de su oficio.Fue uno de los pocos artistas que realizaron, desde aquel momento, exitosas exposiciones públicas y privadas. En el extranjero exhibió en el Baltimore Museun of Art, Estados Unidos, en 1933. Además de realizar metódicamente cuadros, y posteriormente, algunos murales, trabajó durante 11 años, de 1928 hasta 1939, como director artístico de la Litografía Zadik, por lo que se convirtió en uno de los pioneros del diseño gráfico en el país. Para ellos produjo el álbum, “Indios de Guatemala”, en el cual registra una de las mayores riquezas folclóricas autóctonas: los tejidos y trajes característicos del altiplano guatemalteco. Para la misma empresa elaboró diseños gráficos para publicidad, como las cajetillas de cigarrillos marcas “Payaso”, “Víctor” y “Raleigh”. Sus diseños, junto con los de Enrique De León Cabrera quien también laboraba en la litografía, son verdaderas creaciones que denotan su cercanía al art deco.
De Gálvez aún hay varios bocetos, la mayoría realizados en témpera, circulando como piezas de colección. Muchos son creaciones de etiquetas y afiches promocionales para bebidas, fósforos o anuncios de las ferias y las loterías del país impulsadas durante el gobierno de Jorge Ubico. A partir de la década del 20, elaboró carátulas en las que reprodujo minuciosamente petroglifos mayas para la revista Anales de la Sociedad de Geografía e Historia, prestigioso centro científico ahora convertido en Academia. Algunas de sus obras fueron reproducidas en una serie de moneda nacional en sus denominaciones de billetes de 100 quetzales y de 50 centavos de quetzal. Es suyo el diseño de la cabeza de la indígena que aparece en las monedas de 25 centavos actualmente en circulación. Es autor de los murales del Palacio Nacional. Según Guillermo Monsanto “sus obras fueron las últimas en llegar la Palacio de Gobierno. Estas no se efectuaron como frescos en las paredes del edificio porque Jorge Ubico, según datos proporcionados por la familia Gálvez, tuvo miedo de dañar los muros. Estas obras son las que mejor le representan. Sus detalles han sido utilizados para acuñar papel moneda, afiches, postales y otras expresiones”.

El Mensaje. Popol-Buj
Mural. Palacio Nacional de la Cultura, 1944


Las pinturas de este artista en el Palacio Nacional representaron para muchos creadores jóvenes de la década de los 40 una afrenta a la pintura contemporánea. Esto no se debió a las cuestiones relacionadas con los aportes formales de la obra las que provocaban el malestar, era porque evocaban, según el pensamiento de éstos, un homenaje al presidente Jorge Ubico. Pese a las manifestaciones en contra, el trabajo de Gálvez encontró defensores que vieron en su producción la calidad que como artista alcanzó. Hacia 1940 fue catedrático en la Academia de Bellas Artes. Simultáneamente expuso sus pinturas en la Feria Mundial de New York. En México lo hizo dos años después. Fue designado embajador en Cuba durante el gobierno revolucionario de Juan José Arévalo. Su muerte en 1946 acentuó en cierta manera el ocaso del período naturalista. Una de sus creaciones, el “Payaso” de las cajetillas de cigarro del mismo nombre desapareció hace algún tiempo ya que una parlamentaria puso un recurso en su contra argumentando que la imagen era dañina para los niños.

 


Gálvez Suárez, Alfredo (b Cobán Alta Verapaz, 28 July 1899; d Guatemala City, 14 Dec 1946).

Guatemalan painter. He was a pupil of Justo de Gandarias (1848–1933), a Spanish artist residing in Guatemala, and of Agustín Iriarte (1876–1962); in spite of this training he is often considered self-taught because he did not attend the Escuela Nacional de Bellas Artes. When his reputation was already established, he was awarded a grant by the Mexican government in 1923, which made it possible for him to study recent artistic developments there at close hand and thus to complete his training.

Gálvez Suárez divided his time between his own art and his work (between 1928 and 1939) as a draughtsman in a print shop and lithographer’s workshop. He was especially effective in tempera and watercolour, as attested by such works as Women Weavers of Atitlán (tempera, c. 1936) and Decorator of Masks, Chichicastenango (watercolour, 1938; both Guatemala City, Mus. N.A. Mod.). His most important works, however, were paintings on a mural-like scale executed in tempera on fibreglass and cardboard panels for the main staircases in the south façade of the Palacio Nacional in Guatemala City (1940–43). These include The Conflict (4.56×19.56 m), a major scene representing the struggle between the Indians and the Spaniards following the Conquest; two minor scenes, Don Quixote (4.52×3.26 m) and The Message (4.52×3.38 m, a reference to Popol Vuh), symbolizing the Spanish and Mayan–Quiche languages respectively by way of literature; and three panels showing the evolution of a national identity, including Blood, Technique and Spirit (4.27×17.26 m), which moves from the pre-Hispanic period to the 20th century. Gálvez Suárez also executed other large-scale paintings that were later destroyed, for example in the Guatemala pavilion at the Golden Gate International Exhibition (San Francisco, CA, 1933) and The Four Continents (c. 1944; Guatemala City, San Carlos Gran Hotel). He taught at the Academia Nacional de Bellas Artes in Guatemala City from 1940, and in 1945 he was visiting professor of drawing and painting at the University of New Mexico in Albuquerque.

 

BIBLIOGRAPHY

M. Alvarado and R. Galeotti: Indice de pintura y escultura (Guatemala City, 1946)
I. L. de Luján and L. Luján Muńoz: Alfredo Gálvez Suárez (1899–1946) (Guatemala City, 1989)
L. Méndez de Penedo: ‘Alfredo Gálvez Suárez’, Banca Cent., xviii (July–Sep 1993), pp. 75–87
L. Méndez D’Avila: Visión del arte contemporáneo en Guatemala, i (Guatemala City, 1995) JORGE LUJÁN-MUŃOZ

Luján-Muñoz, Jorge: 'Gálvez Suárez, Alfredo', The Grove Dictionary of Art Online, ed. L. Macy (Accessed 05/12/2003) <http://www.groveart.com>

Pinacoteca guatemalteca
Página de la Literatura Guatemalteca.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Todos los derechos reservados.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Worldwide Copyrights.
Última revisión: 26/03/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.

Tejedoras de Atitlán
Óleo sobre tela. 46 cm x 60 cm. 1946
 
 
El decorador de máscaras
Acuarela, 62 x 49 cms, 1938