REVELACION

Las palabras del pobre
son cuchillos
que se hunden en nuestra carne
y cortan,
y duelen,
para dejar salir
la materia infecta.

El llanto del pobre
es agua clara
que lava cualquier maquillaje;
dejemos caer la máscara.

Los ojos del pobre
son dos espejos,
no tengamos miedo
de mirarnos en ellos.

La cercanía del pobre
nos revela a Jesús,
Consejero excelente,
Dios con nosotros,
Príncipe de Paz,
Fuego que quema
toda paja
y purifica el oro!

New Jersey
Julio 14 de 1984


 

Página de la Literatura Guatemalteca.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Todos los derechos reservados.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Worldwide Copyrights.
Última revisión: 26/03/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.