La conciencia, la ultima frontera…
Estos son los viajes de Masterdrogo, su misión: el descubrir nuevos estados alterados de la conciencia, encontrando realidades alternas en la estructura del universo. Para llegar a donde ningún otro drogo ha llegado antes.
Ta
Ta Ta Ta
Ta Ta Ta…1
("Beam my up Scooty", dijo capitán Kirk poniéndose la pipa de crack en la boca).
"Some people never go crazy but truly borring lives they must lead."
WASP
Ayer me detuvo la policía por haberle prendido fuego a las plantas de un parque en el centro, cuando en realidad ellos deberían -por que ese es su deber- de ayudarme a incendiar todos los parques, pues la misión tanto de ellos, como la mía es la de servir a la comunidad. Aunque pensándolo bien, la mía es mayor aun. Yo lucho por la sobrevivencia de toda la raza humana quemando arriates.
No se cuando fue… me parece que han pasado varias vidas ya, desde esa primera vez que trascendí la realidad aparente del cosmos -el velo de Maya- y encontré el ser esencial, el Eido Kosmos, tal como lo llamara el avatar Philip K. Dick, que dicho sea de paso fue la ultima encarnación del Bodhisatba de Buda en la tierra, antes del final del Kali Yuga en preparación del principio de la era de acuario. Pero bueno ese es otro trip. Llevaba un gran rato de estar fumando speed balls on the rocks.2 No se cuantos días había estado haciendo esto… tan sólo me recuerdo que en varias oportunidades vi que se hacia de día y de noche.
Estaba sentado frente al televisor, no mirando nada en especial -me gusta ver figuras o imágenes sueltas que disparen un sinnúmero de recuerdos almacenados en mi inconsciente, sobre el pasado, el presente y por supuesto también el futuro… lo cual es posible porque todas las mentes están inmersas en lo que Jung llamo inconsciente colectivo, y De Chardin la noosfera con forma de un gran cerebro ectoplásmico sobre todo el planeta… aunque para ser sincero yo ya lo vi en un viaje astral, y no tiene forma de cerebro, sino más bien tiene la forma de un huevo, esto es porque la noosfera de la tierra es uno de los testículos del universo, un portal cósmico al germen primigenio donde el espíritu de Dios vuela sobre las aguas. ¿Que porque vuela sobre la tierra? simple… porque si nosotros somos el huevo fecundado, la paloma tiene que estar cerca… es obvio no, o por lo menos para un iluminado -como yo- que se ha despertado el chacra tántrico con la ayuda de la energía kundalini que las prostitutas de la segunda avenida me han hecho fluir, son feas y gordas, pero cobran barato y a nivel de iluminación o avivamiento del aura corporal no es la calidad, sino la cantidad la que cuenta.
Puta… ya se me fue la onda otra vez del tema central. La cosa es que estaba frente al televisor, cargue la pipa con media piedra de crack y un canuto de heroína negra, y al estar aguantando el humo en los pulmones además del adormecimiento placentero que sube por la nuca a toda la cabeza de la parte posterior hacia los temporales, tuve una visión, tal vez causada por un ataque epiléptico en el lóbulo temporal izquierdo. De primero comencé a ver figuras geométricas -rombos, triángulos y círculos que se cambiaban de una forma a otra- iban apareciendo en el aire tejiendo una estructura simétrica en el espacio, colores vividos que cambiaban del azul al rojo, pasando por todas las tonalidades del espectro de la luz. Parecía que estaba teniendo un episodio sinestésico, o que V.A.L.I.S. me estaba tratando de contactar, lanzándome información no en un lenguaje simbólico verbal; sino a través de sonidos que se hacían imágenes, para después volverse sensaciones táctiles y olfatorias, cambiando de un estimulo sensorial a otros, en una sinfonía caótica en donde todos mis sentidos estaban siendo impresionados de una forma nunca percibida por otro ser humano. Por la fuerte cantidad de drogas había expandido el umbral sensorial que Max Weber había descubierto, permitiéndome percibir más allá de la cotidianidad que se presenta a todas las personas.
Después de haber pasado algún tiempo viendo pinturas de Kandisky en el aire, percibí que me estaba acercando al encuentro con la Santa Sophia, al igual que David Bowman al acercarse al monolito en "2001: Una odisea espacial", estaba inmerso en el túnel de luz, el universo entero se iba a abrir ante mí. De pronto todo se acabo quedándome en completa oscuridad. En mi loquera pense "¡Puta! Ya me cortaron el cable por falta de pago", pues no sabía en ese momento bien ni que pisados estaba viendo. Del centro de las tinieblas un gran ojo se abrió. Era el gran ojo cósmico, Cuzco o el ombligo del universo, el cual estaba todo colorado como si se hubiera fumado un pito, lo cual confirmo la primera teoría que tuve al trepanarme el cráneo para que mi cerebro pulsara al mismo ritmo que los latidos del corazón, expandiendo así la conciencia: que el universo entero esta hecho de moléculas de humo de marihuana.
El ojo se convirtió en la tierra y de ella salieron grandes gusanos que destrozaban las ciudades y los campos, para después curvearse en el aire y volverse a ensartar con sus grandes fauces hambrientas -igual que en el ultimo vídeo de Pearl Jam- en las masas de personas que corrían de un lugar a otro sin encontrar refugio en donde esconderse de los voraces asesinos. Contemple detenidamente a uno de los que corrían y vi que era yo mismo, los gusanos me atacaron tirándome al suelo y salieron miles y miles de ellos de una cloaca que estaba cerca del lugar en el callejón en donde había caído, el cual era una de las escenas del nivel 8 de "Doom 2", introduciéndoseme los gusanos en el cuerpo por todos los orificios que encontraban, sentía como las masas de animales repugnantes se me metían por los oídos, por la nariz, por los lagrimales, por el ano y por la punta de la verga. Mis gritos de desesperación fueron callados con los cientos y cientos de gusanos que se adentraban en mi boca; y pude sentir como devoraban mis entrañas, prosiguiendo con la piel cuando ya no había nada que comer, no dejando más que huesos que parecían albóndigas en un plato de espagueti vivo y putrefacto, que eran los manojos de gusanos que se enroscaban unos sobre otros.
Y vi sobre un edificio a una gran lombriz que chillaba de una manera horrorosa, mientras las babas se le escurrían sobre su gordo y seboso cuerpo por lo sobrealimentada que estaba, mientras escuchaba "E5150" de Black Sabbath de música de fondo. De alguna manera supe que ese aullido de la horrible bestia era el grito de lucha que dirigía la turba de gusanos que atacaban a los humanos, comiéndoselos a todos (la música cambio en ese momento a "The Mob Rules", viniéndome a la mente algunas escenas de "Heavy Metal"). El fin del hombre había llegado y de pronto supe -al meterme telepáticamente en la mente del gusano líder, pues aprendí esto de "Scanners"- que ya ellos habían exterminado a los antiguos pobladores de la tierra, antes del hombre con los dinosaurios y antes con los animales del periodo cambriatico y así en una lista de devastaciones una tras otra, llegando a animales de épocas tan remotas en la tierra, e inclusive en otros planetas que ni los científicos modernos han descubierto en todas sus especulaciones imaginarias más aventuradas. Esta era la verdadera plaga de " Invasion of the body snatches" y yo era Karen Allen.
Después de la ultima visión apocalíptica del fin de la raza humana, me vi de nuevo sentado frente al televisor, quedándome varias horas en una posición hierática, como una estatua babilónica, mientras asimilaba la visión que me había sido revelada y volvía a tener control sobre mi cuerpo.
¡Sí!… después de haber estudiado durante tantos años filosofías orientales, los discursos de Timothy Leary, los libros de Terence Mackenna y las obras de Jhonn Lilly, al conjuntarlo con el conocimiento apodíptico que me ha sido revelado en las visiones alucinógenas que he llegado a tener; por fin llegue a descubrir la respuesta a los enigmas centrales de la humanidad: ¿que es el hombre? y ¿cual es su fin? Las respuestas eran tan obvias, que nadie las había descubierto. No somos más que una manada, un rebaño de ganado para proveerle de alimento a los verdaderos seres superiores en este mundo…
En algún lugar debajo de la tierra deben estar cuidando que su alimento se siga multiplicando, para que la sociedad de los gusanos de la carroña siga su existencia. Seguramente debajo del edificio de las naciones unidas hay un tonel enterrado, en donde gusanos telepáticamente controlan las decisiones globales para que sus rebaños no decrezcan, siendo verdaderamente ellos los que dominan al mundo. Por eso es por lo que la ecología se ha puesto de moda… "salve un árbol, salve un bosque", pues claro, si allí es donde los gusanos se congregan esperando a que caigamos muertos para brincarnos encima y comernos. Por eso hay que matar de un ladrillazo a todos los ecologistas, así como prohibir las caricaturas de los Planetarios, pues estas pervierten la mente de los niños. También es por eso por lo que al fumar mucho crack se ven gusanos por todas partes -blancos, fosforescentes y negros-, sobre el cuerpo, entrando entre la piel, lloviendo del techo, volando en el aire y metiéndosenos en los pulmones al respirar. Todos creen que estas son alucinaciones, pero no, son la visión de la exacta realidad, la cual es propiciada por la expansión de las facultades mentales del hombre, a través de la ingestión de drogas.
Seguramente son tan avanzados que decidieron, hace millones de años, cruzar varios genes de gusanos con los de cualquier animal, un cerdo, un perro, o tal vez un mono imbécil; para que así piense que su fin en la tierra es "crecer y multiplicarse" (de allí la cita bíblica, que no era la voz de Dios, sino del supremo y soberano Gusano); así sobrepoblaron al mundo y tienen tanta comida en abundancia que pueden hacer festín tras festín en una orgía perpetua de despojos putrefactos… Por eso es que no nos queda más que pisotear las jardineras en las casas, romper las macetas, quemar los bosques, destruir toda capa de suelo fértil en donde los gusanos se puedan refugiar… y por ultimo prenderle fuego a nuestros hogares con nosotros y nuestras familias adentro, para que todo el mundo arda y la tiranía-ironía de los gusanos se acabe.
* * *
"Un hombre estuvo una vez quitándose bichos de su pelo. El doctor le dijo que no tenía ningún bicho en el pelo. Después él paso ocho horas bajo el agua caliente de la regadera, sufriendo el dolor que le causaban, salió y se seco pero todavía tenía bichos en el pelo; en realidad, tenía bichos sobre todo su cuerpo. Un mes después los bichos estaban en sus pulmones".
Philip K. Dick
1. Nota: (música de fondo)
2. Nota: una mezcla de heroína y crack

 


 

Página de la Literatura Guatemalteca.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Todos los derechos reservados.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Worldwide Copyrights.
Última revisión: 26/03/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.