LOS AMIGOS DE JULIAN CUATRO PUÑALES

Va llegando Julián Cuatro Puñales
con fe en su misión
y la roja esperanza
de cortarse su propio corazón.

Va viniendo Julián Cuatro Puñales
con canciones fatales entre el mundo
y una oblicua mirada que amedrenta
la mirada constante de un reptil.

Julián Cuatro Puñales
ha escogido cien corrales
pletóricos de ovejas
para amellar con ellas
el filo de sus armas
y hacer una faena de varón.
Julián Cuatro Puñales rompe el cerco,
rompe la aurora sin remordimiento,
enluta todo el día con los ayes
y alfombra de escarlata mi nación.

Julián Cuatro Puñales se regresa
jadeante, navegando
por el río de sangre
que lo lleva directo
al corazón de la ciudad,
mientras allá en la sombra
está esperando Pedro Metralla
con la enredadera de su lista larga
que en término de días
ha de borrar.

 

Pedro Metralla
es como Juan Veneno
igual que Lisandro Violación :
No tiene entrañas,
ríe despectivo ;
matar es un deporte,
una entretención.

Y así es como de luto
se engalana
esta ciudad querida
y sus lágrimas mojan hasta el agua
que cae dolorida sobre el mar.

Y así es como escapados
de la muerte,
con bella compañera
o sueño dulce, justo
tranquilo y reparador,
Julián Venganza,
Pedro Ambición,
Juan Matadioses
y Lisandro sin Corazón
se burlan de la vida,
del hombre, del universo
y se burlan de Dios.

TU PRESENCIA INFINITA DE EMOCION

Tu presencia
es como la vida
irte sería la muerte.

Los luceros que encendiste
en mi triste corazón
ahí están, aún prendidos,
jóvenes, piafantes,
con cascos fuerte
y galope de esplendor.

Tu presencia
es como tener
un corazón de repuesto ;
es como saber
que la vida se duplica
por el derecho de amar.

Si tú no estás
ya no hay pesares que valgan.
No hay alegrías que pongan
alegre mi corazón ;
el luto que hay en las gentes
ya no ensombrece mi pecho ;
lo bueno de las manzanas,
la belleza de la orquídea,
lo sublime de la idea
si tú no estás
es cosa simple, baladí
como el corazón del mundo,
porque mi cerebro de hombre,
porque el corazón que llevo
antes que yo, lo eres tú
con tu presencia infinita,
de emoción.

 


 

Página de la Literatura Guatemalteca.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Todos los derechos reservados.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Worldwide Copyrights.
Última revisión: 26/03/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.