DEL LIBRO SONETOS

A CLAUDIA LARS

Ahora que padeces por la espina
que tenías clavada entre la rosa
de tu vida de niña prodigiosa
y sabes la verdad que se avecina.

Ahora que tu espíritu se afina
para cambiarte en forma milagrosa,
no te herirá, porque será infructuosa,
la envidia y lo dañado de la inquina.

Como tú sabes que la gloria existe
y estás segura que a la hora incierta
ninguno por tu ausencia estará triste,

siento que entre la dicha y lo fatal
si a Carmen Brannon lloraremos muerta
no a Claudia Lars porque será inmortal.

San Salvador, Diciembre 1972.-

PRESCIENCIA

"Toda ley natural lleva en sí la expresión de una negación". Enunciado Científico.

I

Tanta contradicción frente a los ojos
y tanto apetecer que no conforma.
Todo se cambia, todo se transforma:
la verdad, la mentira, los despojos.

Quien ante un bello cuerpo está de hinojos,
se siente en forma viva ante otra forma.
Y si se mira bien, se nos deforma
lo real en meros esqueletos flojos.

Si juegan con el hombre los sentidos,
no existe la verdad ni la apariencia,
ni los instantes del gozar vividos.

Es posible que ante esto nadie acierte,
ni sepa si la vida es existencia
o si solo se vive ya en la muerte.


II

Pero alguna evidencia tiene el hombre
en medio de su máxima ignorancia,
cuando al hablarse a él solo, su arrogancia
devuelta oye en el eco de su nombre.

Es posible que entonces ni se asombre
estar cerca y hallarse en la distancia
del tiempo, del espacio, en la pura ansia
del querer perpetuarse en el renombre;

de saber que existiendo, ya su suerte
está echada en él y contenida
en dos polos concretos: vida y muerte,

de los que ha sido el oscilante centro
que transportando en sus entrañas vida,
la misma muerte ya la lleve dentro.

San Salvador. 1954

 

BARRUNTO DE MI MUERTE

A Paco Figueroa


Errante, sin moverme, en mi desierto
le hallé sin encontrarle. Su presencia
es el propio trasunto de la ausencia
envuelta en las verdades de lo incierto.

Pasa quedando. Cierra y deja abierto.
Es el solo poder de la impotencia
y su existir, la pura inexistencia
en la perpetuidad de lo ya muerto.

Vino en mi sin buscarme, y sin tenerle,
la llevo en mí visible y escondida
y estoy viéndole siempre aunque sin verle

que en este mi infortunio está mi suerte:
pues llevando mi muerte entre mi vida,
es inmortal la vida de mi muerte.

San Salvador. 1942

R E V E R S I O N

Integrar cuanto hayamos destrozado;
hallarnos entre todo lo perdido.
Volver a ser el niño que hemos sido
y recordar cuanto hemos ya olvidado.

Devolver lo que habiendo atesorado
hemos arrebatado o adquirido;
tornar certeza aquello fementido
y afirmarnos en todo lo negado.

Hacer la pura integración del hombre
sacando su verdad del mismo arcano
en que su propio yo solo es un nombre

y, al hacerle su cielo de su infierno,
restituirle a su designio humano
porque el hombre es el fruto de lo eterno.

San Salvador. Diciembre de 1942,


GEMA ASTRAL

Mujer y ángel que en lo femenino
De lo corpóreo que hay en tu existencia,
Anticipa a mi opaca inteligencia
Cómo está conformado un ser divino.

Fruto de la poesía, flor y trino,
Pureza niña, de lo niño esencia,
Que mostrando celeste consistencia
Designio astral oculta en su destino.

Como revelación de ignoto arcano,
hecha del germen mismo de lo tierno,
eres misterio que al misterio humano

aclara en tí su gema donde quiso
mostrar la vida su prodigio eterno
para que en tí yo viera el paraíso.

Marzo de 1953.

 

 

PEQUEÑO MONSTRUO

"y los moluscos reminiscencias de mujeres"
Rubén Darío.

Pequeño monstruo. Del placer la gruta
Íntima. Ventanal del Cielo. Foso
Revelador de infierno milagroso.
Isla, molusco, monte, flor y fruta.

Perdido ya el Edén, mínima ruta
Para su hallazgo. Surco misterioso
De recuerdo y olvido. Sello venturoso
De semilla que en gloria se transmuta.

Raro designio del deleite quiso
Mostrarse en tal prodigio débil, fuerte
Y al anunciar tu signo el paraíso

- manzana del pecado ahí escondida-
revelará en su umbral cómo es la muerte
y qué estrecha es la puerta de la vida.

San Salvador, 1955.-

AMOR

Se eternizó el instante, porque al verte
sobre ti se volcó toda mi vida.
El amor es el bálsamo y la herida.
Fuerza del movimiento y de lo inerte.

Ya que tan débil fui, renazco fuerte
de la triste ambición desvanecida
porque ya mi insipiencia adormecida
ha entendido el problema de la muerte.

Si esto es ser inmortal, hallé el nirvana
de verdad y mentira condensada
en resumen de ayer, hoy y mañana

del que los hombres se hacen así dueños
porque el amor es gracia humanizada
y es tan irreal como los mismos sueños.

 

Página de la Literatura Guatemalteca.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Todos los derechos reservados.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Worldwide Copyrights.
Última revisión: 26/03/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.