JUEGO DE IDENTIDADES

Este país de que hablo no ha sido siempre mío.

Lo hicieron para mí como un azar vibrante;
malos artesanos borrachos lo trataron con descuido,
distribuyeron los papeles en su teatro
¡y a mí sin preguntarme!

¿Qué fui, pues, y qué fuimos durante la primera juventud?
Apenas la nostalgia del salvaje a la fuerza,
locos desmelenados y buenos
ante la complacencia de los espectadores
pues la palabra no bastaba para afirmar el peligro.

Repito:
este país de que hablo no siempre ha sido mío.

Y la parte en que hoy me reconozco
no la he pagado yo para mí mismo.
De otros fueron la sangre y el valor y los miedos.
Y la palabra, jugando su papel,
sigue siendo de alguna manera insuficiente.

 

 
 

Página de la Literatura Guatemalteca.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Todos los derechos reservados.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Worldwide Copyrights.
Última revisión: 26/03/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.