RONDA DE POETAS CENTROAMERICANOS

Usted, maestro, tradujo bien a Blake
y cada quien de nosotros debe algo
a sus buenos oficios.

Tú nos hiciste comprender que Mayakovski
no era sólo una mala invención de Lila Guerrero,
que su poesía arrastraba un equipaje de grandes
                                                      multitudes.

Nuestro común amigo hizo de Mallarmé -y ni qué hablar
de Aragón, ese mapa mundial encerrado en los ojos de
                                Elsa-
la comidilla del café dominical.

A usted, caballero de la orden del tedio,
le debemos saber que Rilke almidonaba la palabra
hasta hacerla morir de languideces.

Muchas gracias, amigos. ¿Quién, sin embargo,
podría confiarme cómo se dice amigo en cakchiquel,
qué sonido produce amor en mam o pocomam,
de cuál tamaño es el odio expresado en pipil?

 

 
 

Página de la Literatura Guatemalteca.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Todos los derechos reservados.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Worldwide Copyrights.
Última revisión: 26/03/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.