elPeriódico. Guatemala, Jueves 22 de Enero de 2004. Sección Cultura

Humberto Ak’abal rechaza Premio Nacional de Literatura
El Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias 2003 fue concedido a Humberto Ak’abal; no obstante, el escritor decidió no aceptarlo.



Marta Sandoval/ elPeriódico

[email protected]


Frase
“A mí no me honra recibir este premio.”
- Humberto Ak’ abal, escritor guatemalteco

“He rechazado el premio por una sencilla razón: se llama Miguel Ángel Asturias, él fue un escritor de muchos méritos; sin embargo, él escribió la tesis El problema social del indio, en donde ofende a los pueblos indígenas de Guatemala, de los cuales yo soy parte. Por lo tanto, a mí no me honra recibir este premio. Respeto mucho su literatura, pero no me siento cómodo en este sentido, así que por esta razón yo declino recibirlo”.

Esta fue la justificación que dio el poeta Humberto Ak’abal en declaraciones a elPeriódico. “A mí, personalmente, lo que voy a decir ya no me afecta, porque ya he superado muchas cosas, pero es cierto que el racismo y discriminación en Guatemala es algo todavía muy latente y sobre lo que no se ha reflexionado ni discutido abiertamente, y esto se da en todos los estratos sociales.

No cometo la estupidez de decir que Asturias tiene la culpa del racismo en Guatemala, pero él dejó escrito algo que tiene que ver con eso”, agregó.

Otra de la razones que molestaron a Humberto Ak’abal es que se le haya notificado con mucho retraso que él era el ganador. “Fue algo bastante incómodo, porque la nota fue redactada el 3 de diciembre y yo la recibí el 13 de enero. Me sentía como el personaje de García Márquez de Crónica de una muerte anunciada: todos sabían que lo iban a matar, menos él”, comenta.

Pese a ello, el director de Editorial Cultura, Francisco Morales Santos, dijo no tener ninguna información al respecto y aseguró que el premio sería entregado al escritor.

 

 
 

REACCIONES

La noticia despertó muchas reacciones entre los escritores guatemaltecos. Por su parte, Víctor Montejo cree que “en lo académico, Miguel Ángel Asturias no tuvo muy buena preparación, pero como literato es extraordinario.

El tema indígena no lo entendió bien, pero utilizó bastante de la tradición indígena en su obra. Creo que hay que diferenciar entre lo literario y lo académico; la tesis es un documento que no debió ser publicado, no habla nada bien de las población indígena, pero la lección que nos deja es cómo se veía al indígena en ese tiempo desde la élite dominante.

Enfatizaría la diferencia entre escritos literarios y académicos que, creo, es en los que tuvo problema Miguel Ángel Asturias”.

Max Araujo se mantuvo imparcial y recalco que debe respetarse la decisión del escritor quiché: “En la historia de la literatura, muchos han rechazado premios, incluso el Nobel; es normal que rechace un premio y tenemos la obligación de respetarle. Creo que el Premio Nacional 2003 quedará consignado en la Historia que fue dado al poeta y que no lo aceptó, no debe otorgarse a otra persona”.

Para Mario Roberto Morales, en cambio, “si la razón de rechazarlo es por Miguel Ángel Asturias y cree que él es racista, me parece infantil. Eso implica que no ha leído la tesis, la cual debe ser leída en su contexto histórico, de acuerdo con la influencia de la época; si se descontextualiza, se puede caer en un error.

Con los criterios políticos de ahora podríamos linchar como machista a Shakespeare. Habría razones más fuertes para rechazarlo: una de ellas sería que se da todos los años y que tarde o temprano le va a llegar a todo el mundo, pero el que se rechace por Miguel Ángel Asturias me parece una pose políticamente correcta”.

La escritora guatemalteca y Premio Nacional de Literatura 2000 Ana María Rodas opina que “cualquiera que conozca a Asturias sabe que su obra se funda muy profunda e intensamente en la cultura indígena. A mi juicio, Asturias es el fundador de la literatura guatemalteca en el sentido en que Chaucer fue fundador de la literatura inglesa, el anónimo autor del Mío Cid es el de la española y Homero el de la griega.

Probablemente se recuerda en mala hora su tesis de graduación sin contextualizarla. En el momento en que él escribió su tesis, lo que dice ahí era lo que se tenía como el evangelio en Guatemala.

Afortunadamente para él y para las letras mundiales, se fue a Europa y desde allá tomo conciencia de la realidad guatemalteca, y entonces escribió esa obra que le mereció el premio Nobel. Asturias no solamente es el fundador de la literatura guatemalteca, sino además, de la nacionalidad guatemalteca: una nacionalidad mestiza que proviene de la cultura indígena y de las culturas europeas. Esa tesis no tiene ningún valor al lado de lo que escribió en toda su vida”.

Independientemente de su decisión de rechazar el premio, es justo destacar el valor de la obra de Ak’abal, que ha trascendido y proyectado los valores de la cultura quiché en tantos países, su obra es imprescindible en nuestra historia literaria.



Guatemala, Jueves 22 de Enero de 2004

   

Página de la Literatura Guatemalteca.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Todos los derechos reservados.
Copyright © 1996-2006 Juan Carlos Escobedo. Worldwide Copyrights.
Última revisión: 26/03/06
por Juan Carlos Escobedo Mendoza M.A.